Los Millennials y las Franquicias

Desde hace ya un par de años que en diversos eventos, conferencias y cursos, me han cuestionado con el tema de los Millennials; si son o no buenos candidatos para tener franquicias, es decir, para ser posibles franquiciatarios, mi opinión ha ido evolucionando, conforme entiendo mejor a esta generación maravillosa, con la que estamos conviviendo cada día más. Es un hecho que las circunstancias en este momento para las franquicias, es compleja ya que tienen frente a ellos tres generaciones que son totalmente diferentes en nuestros usos, costumbres y cada una requiere cubrir necesidades muy distintas.

Por un lado nuestros padres o abuelos, la generación de los “baby boomers”se mantienen cada día mejor de salud, se jubilan y tienen un excelente nivel de energía, quieren seguir vigentes, produciendo, en muchas ocasiones ven en las franquicias una opción muy clara de diversificar, incluso de tener una terapia ocupacional que les genere ingresos y los mantenga al día;, en este sentido, son un perfil muy interesante para las marcas, ya que son gente de trabajo, de esfuerzo, que ya saben lo que quieren, que serán muy cuidadosos en este tipo de negocio pues es el adecuado donde quieran invertir sus ahorros y esfuerzos.

Tenemos por otro lado mi generación y de la gran parte de mis lectores actuales, la famosa generación “X”

A nosotros nos tocó esta época donde impulsamos los temas tecnológicos, en lo personal mi primer contacto con una computadora fue hasta la preparatoria, tuve que aprender a programar en Fortran 77 y nuestro primer gran proyecto fue que se lograra imprimir mi nombre en estas hojas verdes rayadas, grandes con tiras en las orillas para que se sujetaran a la impresora y no se salieran de lugar, Algo que junto con el cambio en televisiones, celulares, forma de escuchar la música, entre otras cosas, hoy al platicarlo a nuestros hijos nos ven con cara de asombro de cómo alguna vez pudo existir algo así, sin pensar que han pasado apenas alrededor de 25 años
A nosotros nos ha costado en general, un gran esfuerzo el mantenernos al día tecnológicamente, frases como “sin inglés y computación, eres “un analfabeta funcional”, nos marcaron en su momento, nos hemos esforzado por tener una segunda lengua, una carrera, una maestría, seguir estudiando, etc., eso mismo nos hace una generación que sabe lo que quiere y que se empeña en sacar adelante sus retos, somos en general, “caballos de batalla” por consiguiente, excelentes para operar negocios y franquicias.

Sin embargo, llega una nueva generación que desde hace ya algunos años convive con los baby boomers y los X, que ha venido a revolucionar la forma cómo se vende, cómo se consume y cómo se ve en general la economía y la sociedad actual, los millennials. Una generación increíble que tiene un manejo impresionante de las nuevas tecnologías, una idea constante de causar “impacto” en lo que haga o en donde esté. Esto ha causado cierto revuelo en el ámbito de las franquicias ya que la percepción de algunos franquiciantes (dueños de franquicias) esque esta generación no es o será una buena operadora de franquicias y la razón de fondo de esta percepción viene acompañada de ideas como el que el millennial se aburre pronto, no tiene un deseo de poseer o acaparar, es decir no es una persona que dese tener. Esto tiene cierto nivel de razón, pero la realidad es que,hoy el millennial quiere una mejor forma de vivir, sustentable y más humana, donde las empresas y negocios paulatinamente sigan avanzado, evolucionando, mantengan la investigación y desarrollo continuamente, estamos hablando entonces de empresas innovadoras, el gran tema entonces es que ellos desean participar con este tipo de empresas por lo que es un motivador para las franquicias; el tener franquiciatarios de esta generación, van a ser exigentes que buscan que sus marcas generen un muy alto nivel de pertenencia con lo cual su integración a las redes será muy benéfica para que se entienda bien estos cambios que se están dando en diversos mercados y estén abiertos a innovar con ideas que resuelvan adecuadamente las necesidades de los clientes y consumidores de esta misma generación.

En efecto si tenemos un reto importante por delante al convivir las tres generaciones en el mismo espacio y tiempo, pero al final lo que debemos hacer es ajustar nuestros productos y servicios, entre ellos la colocación de negocios y franquicias a esta nueva realidad, donde incluso hay un trabajo importante de coaching que podemos brindar a esto nuevos franquiciatarios.

Héctor Alcázar

Dirección de vinculación Grupo Alcázar & Compañía.

 

LA IMPORTANCIA DE LA MARCA

Dentro de la propiedad industrial, encontramos dos ramas principales, una en la cual se encuentran las creaciones industriales, y otra donde se encuentran los signos distintivos.

Los signos distintivos en general comprenden: marcas, avisos comerciales, nombres comerciales y denominaciones de origen.

¿Pero qué es una marca?

De acuerdo a la Ley de la Propiedad Industrial, su artículo 88 define a la marca como “todo signo visible que distinga productos o servicios de otros de su misma especie o clase en el mercado”. A partir de esta definición entenderemos la importancia y los alcances de la marca.

En primer lugar, la definición nos indica que una marca es un signo visible que distingue productos o servicios, entendiendo que la marca será el equivalente del “rostro” de un producto o servicio, y permitirá al público consumidor identificarnos.

Dicha identificación, permitirá que los consumidores puedan acceder al producto o servicio de forma rápida y directa, sin confundirse dentro de la multitud de oferta existente en el mercado.

Con lo anterior, se puede empezar a vislumbrar uno de los aspectos principales de la marca, el posicionamiento del producto o servicio en el mercado, y la aceleración del comercio.

El posicionamiento de un producto o servicio depende de muchos factores, tales como la demanda, la relación precio – calidad, difusión y un largo etcétera, pero uno de los factores esenciales para producir y mantener dicho posicionamiento, es la marca, ya que es el rostro del productos, el estandarte que permite distinguir una determinada calidad, que puede ser alta, media o baja, dependiendo de las características del producto o servicio, así como del sector comercial en el que se planee distribuir.

Pero sin una marca, no importa que tan capaz sea un producto o servicio de satisfacer las necesidades del público consumidor, se terminará perdiendo en la masa de productos o servicios similares que se ofrecen diariamente.

Por otra parte, la aceleración del comercio se da, de la siguiente manera:

Pongamos en el escenario a un consumidor promedio en un mercado, donde los productos no se manejan por marcas, sino por puestos, y desea comprar naranjas. Irá de puesto en puesto buscando, analizando, y evaluando la calidad de las naranjas en cada puesto, hasta encontrar las que satisfagan sus necesidades, tanto en calidad como en precio. Pero una vez que vuelva a necesitar naranjas, el proceso se repetirá desde el principio.

Por otro lado, cuando un determinado producto o servicio cuenta con una marca, dicha marca no sólo servirá para anunciar el producto, sino que representará una determinada calidad, precio, e incluso sector comercial al que pertenece, por lo que el consumidor no necesitará analizar el producto, sino que de antemano sabrá la calidad del producto o servicio que está adquiriendo, incluso antes de probarlo.

Imaginemos cualquier refresco de su elección, en el momento en el que compran una lata de ese refresco, saben exactamente la calidad y composición de dicho producto, aún antes de haber abierto la lata. La aceleración del comercio se da de esta manera, ya que la información necesaria para la compra ya se posee y se mantendrá sin importar el paso del tiempo.

Juan Pablo Luján
Abogado
Posted in Uncategorized by Stefanie Quevedo. No Comments

Bróker de franquicias, una herramienta clave.

Recientemente me he encontrado que está en boga el término “Bróker” y es que el sector comercial como financiero, amparan este servicio, creado a la necesidad de un “agente intermediario” entre comprador y vendedor, que minimice riesgos y establezca una relación confianza, entre ambas partes, el cual a cambio recibirá una contraprestación.  Pero en este entendido ¿quién puede ser un “Bróker de negocios”?

Un bróker de negocios es una persona capacitada, con conocimiento en una o varias ramas que permitirán robustecer la relación de confianza, entre los integrantes de este vínculo comercial, ya que su función empezará desde captar negocios susceptibles de venta, hasta desarrollar acciones idóneas que permitan acercar a las partes para que la operación llegue a su cierre, dejando completamente fuera la teoría de que solamente es un área de expansión.

Hablando de mi experiencia como “Bróker de negocios”, específicamente de franquicias, puedo reflexionar que no es un papel sencillo; día a día las partes requieren un servicio eficaz donde el conocimiento y preparación en diversas materias como las operaciones diarias de una compañía, gestión, estrategia, desarrollo financiero y área legal  serán la clave para dar una asesoría completa, creando una gran responsabilidad para los que nos ostentamos como intermediarios.

Si bien, es cierto para los que nos encontramos en el sector, nos queda claro que  adquirir u otorgar una franquicia, conlleva a contemplar aristas distintas, como la evaluación de perfiles, herramientas comerciales y jurídicas, que serán de gran ayuda para cimentar una buena relación a largo plazo.

En Top Franchise, somos “Brókers” especializados en distintas ramas, desde comerciales, administrativas, publicitarias y legales, que, sin duda crean una gran sinergia a la hora de asesorar a nuestros inversionistas y proteger a nuestras marcas que nos han respaldado por más de 20 años, permitiéndonos llegar a mercados internacionales que están a la expectativa de crecer.

Me han preguntado innumerables veces, si es viable acercarse a un servicio de consultoría o brokerage de negocios para llevar a cabo una inversión de franquicia o bien para comercializar su marca y sí, sin duda puedo afirmar que esta será un herramienta clave para ti, que quieres invertir. 

Fernanda Vélez

Franchise Broker

Mercados Competitivos

Cuando se habla de competitividad, existen diferentes definiciones y diversos autores expertos en el tema. La siguiente definición tiene su origen en la economía teórica pura:

Competitividad: “Capacidad de vender  y de mantener o aumentar la participación en el mercado sin necesidad de sacrificar la utilidad”.

Existen cuatro características fundamentales que identifican a un mercado competitivo.

  1. La atomicidad de los participantes:

    Hay un gran número de vendedores y de compradores cuyo volumen de intercambios individuales es insignificante con respecto al volumen global.

  2. La homogeneidad del producto:

    Los agentes intercambian bienes rigurosamente idénticos, de tal manera que a los compradores les es indiferente la identidad del productor.

  3. La libre entrada, para que los vendedores no puedan realizar una colusión:

    Las empresas pueden libremente entrar y salir del mercado.

  4. La transparencia:

    los agentes están perfectamente informados del precio y de la calidad del producto.

Un mercado competitivo con las características arriba citadas no existe, en términos teóricos sirve como base de análisis conocido como Competencia Perfecta. En la práctica empresarial lo que aplica es la Competencia Imperfecta, mercados en el que compite la gran mayoría de empresas y productos.
Los mercados imperfectamente competitivos se clasifican en tres estructuras diferentes:

Monopolio:

Ocurre cuando una empresa es la única vendedora de un determinado bien o servicio, en el que no es posible la entrada de otros competidores.

Oligopolio:

Es un número de empresas que se comportan de manera cooperativa o no. Cuando las empresas cooperan conjuntamente, toman decisiones como fijar precios y niveles de producción. Cuando no cooperan, ocasionan guerra de precios.

 

  • Competencia monopólica:

    Compiten un gran número de empresas, en donde cada empresa produce un producto diferenciado, compiten en base a calidad, precio y actividades de marketing.

¿En qué mercado se encuentra su negocio?, ¿el bien o servicio que ofrece es diferenciado?, ¿la propuesta de valor de su negocio permite fijar los precios y no las fuerzas del mercado?

En Grupo Alcázar & Compañía entendemos la importancia de estas preguntas, analizarlas, responderlas y formular planes de acción. Acércate a los expertos.

Mrto. Pedro Desiderio

Business Developer.

Posted in Uncategorized by Stefanie Quevedo. No Comments

INVERTIR CON LA CAMISETA PUESTA

El entorno geopolítico que, con una simple mirada a cualquier periódico, se ve adverso y desfavorecedor es, sin duda, un gran escenario de oportunidades para los que pueden y quieren invertir. Es bien sabido que los entornos de crisis abren un sin fin de oportunidades a los emprendedores; es decir, a quienes saben aprovecharlas y las toman con cautela, con ese toque de riesgo bien cuidado y sin miedo a pedir ayuda. Hoy en día las redes sociales, los medios de comunicación y la desinformación forman el conjunto perfecto para sembrar incertidumbre, pánico y hasta acciones que van en contra de nosotros y de nuestro país. Un ejemplo que seguramente todos hemos vivido son los mensajes y cadenas constantes que buscan cerrar filas y unificarse en contra del país vecino, alentándonos a invertir solamente en productos nacionales bajo la consigna de que ésta será la única forma de demostrar que somos un país unido y, por lo tanto, nuestra economía crecerá y viviremos felices para siempre ¡vaya sueño utópico!
Entiendo que el panorama es gris pero, si vemos un poco más allá, descubriremos que un país que se repliega y busca tener una economía cerrada e ir en contra de la globalización si bien no está condenado a morir al instante, muy seguramente será la crónica de una muerta anunciada a un proceso de vida difícil.
La economía necesita de nosotros, de todo aquel dispuesto a dar ese paso y apostar por nuestro país sabiendo que crear un negocio, ya sea mexicano o con raíces extranjeras, impulsará a todos los involucrados ya sea directa o indirectamente.
Un ejemplo claro son las franquicias. En México el 85% de las marcas que ofrecen su negocio bajo este esquema son totalmente mexicanas y el resto, aunque son extranjeras, aportan de igual manera su granito de arena a nuestra economía. Las franquicias son una manera de atraer inversión la cual, a su vez, generará los empleos necesarios para un creciente número de mexicanos.
Recientemente, un inversionista me cuestionó acerca de nuestro portafolio de marcas preocupado por el origen de los insumos, mano de obra y proveedores empleados ya que no estaba dispuesto a invertir en una marca extranjera. Es entendible su preocupación; sin embargo, todas las marcas, tanto mexicanas como extranjeras, siempre buscarán los mejores precios en todos los aspectos consumiendo insumos que reduzcan sus costos y que sean fáciles de conseguir en el país a desarrollar.
Casos notables como Pizza Hut, Starbucks y KFC, entre otros, operan a lo largo y ancho del territorio nacional dando oportunidades que, concatenadas, van generando una serie de empleos desde el consumo de materia prima hasta la operación y manejo de sus sucursales. La interdependencia entre las naciones no es una opción y las economías se necesitan mutuamente para seguir viviendo aunque una sea excepcionalmente fuerte frente a la otra.
Pongámonos la camiseta, México es un país de oportunidades, quitémonos de mitos e información errónea, preguntemos a medios confiables y siempre verifiquemos la fuente. Las franquicias, sin importar su origen, son una gran oportunidad de negocio y una fuente de empleos en donde siempre imperará la filosofía de ganar – ganar.

Blanca Hernández

Franchise Broker

Estandariza y controla tu empresa

 

Cuando hablamos de estandarizar una serie de actividades, nos referimos a los procesos, productos y/o servicios claramente establecidos y definidos. La homogeneidad de los procesos que una empresa debe tener se logra por medio de la documentación y registro de los componentes del negocio adquiridos por medio de la experiencia y la práctica del día a día; el impacto se ve en diferentes áreas de una empresa como la atención al cliente, protocolos de servicio, elaboración de productos, recepción y resguardo de recursos, selección de personal, imagen de la empresa, etc. Éstos son algunos ejemplos de la participación de la estandarización con la cual logramos construir un marco de referencia común entre la operación y los objetivos de la empresa.

La estandarización juega un papel muy importante dentro de las empresas sobre el impacto, utilidades y productividad pues, bien, si una empresa logra normalizar y crear parámetros de medición, será más fácil controlar y evaluar por medio de indicadores que permitan lograr una mejora continua,  por ende, se tendrá  la calidad buscada; por esta razón debemos medir lo que tenemos y controlar lo que podemos.

  • Medir lo que tenemos. Lo que no se mide, no se controla.
  • Controla lo que podemos. Reducir cargas de trabajo y hacer lo que te corresponde.

Adicional a lo anterior y para alcanzar una mejora continua, no basta con tener un registro de las actividades (manuales, herramientas operativas, guías, etc.). La primer recomendación al llegar a una estandarización es realizar el seguimiento, comparación y evaluación de resultados obtenidos después un tiempo establecido.

Una vez que la estandarización y el seguimiento sea el adecuado podremos notar mejoras internas (empresa) y externas (cliente) respecto al giro del negocio.        
Internas. Mejora de los recursos, control de la operación y reducción de cargas de trabajo. Externas. Satisfacción del cliente y, por lo tanto, una publicidad de boca en boca.

LO QUE NO SE MIDE NO SE CONTROLA

Ing. Luis Galicia

Business Developer

Conoce la fórmula del éxito de las franquicias

A más de 25 años de la incursión formal de las franquicias en México, mil 200 marcas y cerca de 80 mil puntos de venta, llama la atención que así como existen franquicias de alto impacto y rápida expansión, también hay marcas que a pesar de un buen concepto y reconocimiento no alcanzan una gran proyección. ¿Por qué sucede esto?

Imaginemos un negocio que pretende crecer como franquicia, es decir, que tiene un concepto diferenciado, probado, rentable, transmisible y exitoso, y que cuenta con un mercado actual o potencial suficientemente amplio (no hay que olvidar que la falta de uno de estos elementos sería suficiente para reconsiderar su modelo de crecimiento). Aun cuando cuente con estas características, éstas serían sólo el primer paso para desarrollarse como una franquicia de alto impacto.

Sigue la fase de estructuración, que incluye la planeación estratégica, los modelos financieros, el plan de expansión, la definición del perfil de franquiciatario y los criterios de ubicación; el desarrollo de manuales, programas de asistencia y capacitación; las herramientas jurídicas y su portafolio comercial. Todo este desarrollo debe ser profesional, consistente e integral, respondiendo a la estrategia de crecimiento y a los diferenciadores del negocio.

Un factor clave es la visión, compromiso y liderazgo de la alta dirección, sin lo cual difícilmente un negocio en franquicia podrá crecer. Esto va aunado a la implementación y comunicación de las estrategias de crecimiento e innovación que requieren definición, planeación, tiempo y recursos para ser ejecutadas de forma correcta para generar los resultados esperados.

Finalmente, la empresa franquiciante debe contar con una infraestructura y organización funcional, enfocada al control, rentabilidad y proyección del modelo. También resultan clave sus procesos de supervisión, capacitación, soporte, asistencia, innovación, desarrollo y comunicación, para asegurar por un lado el éxito de cada nueva unidad, una correcta expansión y sobre todo para mantener el valor y la oferta al cliente final.

Muchos de estos elementos se pueden identificar en aquellas marcas que destacan dentro del sector. Por ejemplo, las premisas para aspirar a ser franquicia, como ser un negocio probado y rentable; la estructuración del modelo y las fuerzas de desarrollo que lo impactan (acceso a capital, competencias, tecnología y soluciones estratégicas); unos más relacionados con la visión, liderazgo e innovación de la alta dirección; temas vinculados con el tamaño de su mercado y por supuesto aspectos ligados a la implementación de estrategias y mantenimiento de valor.

Pero entonces, ¿qué es fundamental para asegurar el éxito de una franquicia? Respondería que “son los detalles”; es decir que además de tener un muy buen modelo y una correcta estructuración, deben existir competencias e infraestructura para atender todos los aspectos tanto del corporativo como de los puntos de venta. Por otro lado, cabe recordar que el modelo crece y subsiste gracias a la creación de vínculos con el cliente final, por lo que además, el franquiciante debe tener la capacidad de adaptarse e incluso anticiparse a las demandas de su mercado, clientes y aliados.

Existen actividades que se pueden tercerizar –legales, mercadológicas, comerciales, administrativas– pero la transmisión del conocimiento, experiencia y tecnología bajo ninguna circunstancia se puede delegar (aunque sí optimizar), ya que de la mano de la innovación, se convierten en la base para el éxito de un modelo de franquicias.

La única “fórmula de éxito” es que cada franquicia defina y mantenga su propuesta de valor, diferenciación, innovación y ventaja competitiva.

The Founder -Hambre de Poder – Sinopsis

Seguramente conoces e incluso has comido en un Mc Donald´s una de las franquicias más conocidas, pero seguramente no conoces la historia que hay detrás de cada mordida que das a tu hamburguesa.

El Director John Lee Hancock en conjunto con el guionista Robert D. Siegel  nos trae la cinta “The Founder”  traducida en México como “Hambre de Poder” y nos relata  la historia de la conocida cadena de restaurantes de comida rápida Mc Donald´s

El largometraje cuenta como un vendedor de Illinois Ray Kroc, encuentra un negocio con potencial, el restaurante McDonald’s, creación de los hermanos Mac y Dick McDonald, que buscando un negocio exitoso, crearon algo que hoy en día sigue trascendiendo.

El hambre de poder de Ray Kroc lo lleva a eliminar a los hermanos McDonald de la cadena, un cambio radical y nada fácil sin duda alguna la mejor decisión pues hoy en día McDonald´s es el restaurante de hamburguesas más conocido en el mundo.

Sin duda alguna es una película entretenida e interesante, que nos muestra que la persistencia y el esfuerzo bien enfocado nos pueden llevar al éxito; Sí eres un emprendedor este es un filme imperdible para ti.

LOS NUEVE FACTORES CLAVE EN UN PLAN DE EXPANSIÓN DE UNA CADENA DE FRANQUICIAS

Determinar un plan de expansión en un sistema de franquicias, requiere el análisis de un conjunto de factores que influyen en nuestro programa de aperturas. El objeto de estas líneas es hacer referencia de los que considero más importantes.

Factor 1: Conocer al consumidor final.- Todo plan de expansión, desarrollo, crecimiento implica ampliar nuestra oferta a nuestros consumidores finales quienes definen nuestro mercado meta, es por ello muy significativo conocer a detalle quienes son ese mercado objetivo (por ejemplo: edad, nivel socioeconómico, posición familiar, ocupación, sexo, generación, etc. el conjunto de estas características nos definirán nuestro mercado y el tamaño si lo referenciamos a las estadísticas de población con los datos oficiales en la región, entidad o país que nos interesa).

Factor 2: Identificar la localización geográfica de nuestro mercado meta.- Un plan de crecimiento realista debe estar fundamentado en un estudio de mercado, general o detallado, que reporte las plazas en donde nuestras franquicias podrían tener éxito. En palabras más sencillas me refiero a abrir franquicias donde se tiene la certeza de que existen consumidores al que hacemos referencia en el factor 1.

123

 

Factor 3: Viabilidad de inversión en las localidades seleccionadas.- En este punto consideraremos varios subfactores.

  1. Viabilidad de Inversionistas, se refiere a que exista el interés de los inversionistas de sembrar fondos en la localidad, y que haya inversionistas con el perfil buscado.
  1. Viabilidad Inmobiliaria, aquí nos referimos a que exista la infraestructura inmobiliaria adecuada a nuestro concepto de sucursal, ya sean locales en calle, plazas, centros comerciales, generadores de tráfico (hoteles, escuelas, atracciones turísticas,  ) bodegas y  vías de comunicación.
  1. Viabilidad Operativa, es importante tener en cuenta las necesidades operativas del negocio por ejemplo contar con mano de obra calificada, personal con experiencia en las actividades del negocio, personal gerencial bien preparado y con dominio del mercado local. Verificar también que no existan restricciones de horarios, días de operación, licencias o permisos difíciles o imposibles de obtener para la adecuad operación de las nuevas sucursales.

1234

Factor 4: Presupuesto.- Podremos tener el mejor de los conceptos, pero si no tenemos un presupuesto mínimo para darlo a conocer, difícilmente lograremos nuestros objetivos de crecimiento. Generar posibles inversionistas en franquicias requiere de invertir en medios como exposiciones de franquicias, revistas especializadas en negocios, presencia en internet y muchos otros medios relacionados. Es una realidad que quienes tienen una mayor e inteligente participación en medios, alcanzan y hasta rebasan sus planes de expansión.

123456Factor 5: El poder de la marca.- La marca de un producto o servicio pesa, y pesa mucho. Las marcas fuertes y bien posicionadas tienen mayor reconocimiento de los consumidores e inversionistas. Las marcas nuevas o con poco prestigio en el mercado pueden alcanzar sus metas, pero indudablemente deben realizar mayores esfuerzos de inteligencia y de recursos financieros, es importante conocer la participación de mercado actual y la que se pretende alcanzar con el programa de expansión siendo realistas y considerando a la competencia local en las nuevas ubicaciones.

Factor 6: Concepto del negocio.- Al estimar el número de unidades a abrir por ejemplo en un año o en cinco años, se debe considerar el atractivo y la originalidad de la franquicia. Existen franquicias más atractivas que otras por muchas razones y, es por eso, que algunos conceptos demasiado trillados o novedosos en ocasiones tardan en consolidar su crecimiento. En este sentido el tema de la rentabilidad también es importante, ya que a mayores utilidades, mayores interesados en invertir.

Factor 7: Capacidad de crecimiento del Franquiciante.- Al trazar un plan de crecimiento se tienen que contemplar aspectos claves como por ejemplo la capacidad de abastecimiento nacional o regional, propia o por terceros; la capacidad para transmitir tecnología necesaria para las operaciones y la capacidad para ofrecer asistencia técnica de calidad. Esas franquicias que quieren pero no pueden, lo que deben hacer es trabajar para prepararse, no hay de otra, y no necesariamente hablo de recursos financieros. A veces lo que se necesita es tocar puertas para establecer alianzas comerciales e implementar nuevos esquemas operativos.

Factor 8: Competencia.- Mirar el comportamiento de nuestra competencia directa en franquicias y en productos y servicios, nos da un panorama del comportamiento y tendencias del mercado. Por ejemplo, si nuestros competidores directos en franquicias han tenido cierto crecimiento o cierto retroceso, es muy posible que nos pase lo mismo si hacemos esfuerzos similares, para bien o para mal. El “benchmarking” o ejercicio comparativo con otras empresas enriquecen en gran medida nuestros estimados de crecimiento.

Factor 9: Variables Económicas.- Finalmente, cuando presupuestamos cuánto vamos a crecer, se debe analizar el contexto económico, político y social, nacional e internacional, que podría afectar nuestro plan de crecimiento. Temas como por ejemplo la inflación, el crecimiento del producto interno bruto, la estabilidad de la moneda, la inseguridad, la pobreza, época de elecciones y muchos otros, podrían o no tener injerencia directa en la aceptación de nuestros mercados de consumidores o inversionistas. Nunca está de más realizar este tipo de análisis, en forma general o con apoyo de expertos.

1234567

En conclusión, el análisis de estos factores proporciona mucho más certeza al momento de estimar el crecimiento de una cadena de franquicias. Nadie es adivino. Hay genios que tienen la capacidad de analizar todos estos factores en la mente y con apoyo de su intuición de emprendedor, pero si no somos genios o adivinos, lo mejor es analizar cada uno de los factores y registrar cifras mucho más reales que la fe y los buenos deseos.

Y ese es precisamente el apoyo que los consultores de Grupo Alcázar & Compañía, pueden darte, asesorarte en tu proceso de expansión, coadyuvar con el logro de tus metas, contigo en cada momento.

                

LUIS GONZALEZ GARCÍA

CONSULTOR DE  NEGOCIOS

lgarcia@alcazar.com.mx

consultas@alcazar.com.mx

+52 (55) 5264-0888

01800-836-8372

ESTRUCTURA CORPORATIVA Y ORGANIZACIONAL DE UN FRANQUICIANTE

Problemas y conflictos en las relación personales, profesionales y de negocios generalmente son consecuencia de una mala comunicación; de la falta de cumplimiento de expectativas de las partes, así como de no poner reglas claras desde un principio y dejar temas abiertos o indefinidos en la relación. Otro factor importante es no establecer límites, objetivos, funciones y roles desde un principio, incluso entre los mismos socios. En México, la mayoría de las empresas son familiares y las franquicias no son la excepción, además, independientemente de que vemos las marcas por todos lados, algunas de hecho con presencia nacional o internacional, un gran número de empresas franquiciantes siguen siendo pequeñas o medianas, ya sea por su facturación o número de empleados; con lo que a pesar de que por su propia naturaleza este tipo de empresas suelen ser mejor estructuradas que la mayoría, llegan a padecer esos mismos problemas de las empresas familiares pequeñas o medianas. En primer lugar, dentro de las empresas, sobre todo en un principio, nos toca jugar distintos roles, de manera horizontal, cuando somos multifuncionales y atendemos varias actividades del negocio, pero de manera vertical, cuando socios están involucrados en la estrategia y en la operación del negocio. De ahí que debemos contar con un Gobierno Corporativo, cuya complejidad va directamente vinculada al tipo de empresa y relaciones que existen entre los distintos actores de la misma; esto es una empresa simple no va a requerir reglas muy sofisticadas para su operación, pero sí va a requerir reglas. De aquí que es importante definir estas funciones y roles en la empresa franquiciante desde un principio, ya que hasta los objetivos y responsabilidades cambian según el papel que ocupamos en ese momento. Los temas patrimoniales y de propiedad están vinculados a los socios y a la asamblea, mientras que la estrategia está más bien vinculada al consejo, ya sea de administración o consultivo y la ejecución, directamente vinculada a la Dirección (General, Financiera y Operativa), debiendo haber controles a través de órganos de auditoría ya sean externos o externos. Todo esto en principio pareciera claro y simple, sin embargo en muchas empresas se juegan papeles en distintos niveles de manera simultánea y sin marcar límites, lo que genera confusión en las funciones y responsabilidades, así como una falta de límites; un socio mayoritario, presidente de consejo y director general en su empresa –escenario muy frecuente- sólo va a tener los límites en su organización que él mismo establezca, sin embargo si queremos crecer de forma estructurada, organizada e institucional, nosotros mismos debemos ir estableciendo esas reglas. La situación se pone más interesante todavía, tratándose de empresas familiares, independientemente de su tamaño. El origen de muchos emprendimientos está ligado a la creación de patrimonio familiar, sin embargo al intervenir más de un miembro del mismo clan o cuando las parejas o las nuevas generaciones se empiezan a involucrar, resulta fundamental contar con un buen protocolo de empresa familiar que establezca reglas sobre incorporación y participación de los miembros de la familia, destacando que muchas veces por temas culturales, no nos gusta confrontar o discutir temas que pudieran llegar a ser poco agradables o hasta incómodos. Es entonces que una buena empresa franquiciante debe tener reglas y acuerdos claros y formales entre socios; no bastan los estatutos de la sociedad, se requieren contratos entre socios que atiendan temas específicos; si en una empresa familiar, además es indispensable contar con un protocolo de empresa familiar; además deben de seguirse e implementarse reglas y protocolos para reuniones de asambleas y reuniones de consejo, determinando periodicidad, temas a tratar, así como responsables de seguimiento y ejecución; debe estar establecida la forma en que la dirección comunica tanto al consejo como a la asamblea, así como los procesos de revisión y auditoría. Con un poco de orden y estructura podemos asegurar la sana operación de los negocios y la trascendencia de los mismos, para que además de rentabilidad, generen riqueza y patrimonio para lo que en ella se involucran. Ahora si nos vamos a las funciones horizontales en una empresa Franquiciante, nos encontramos con que a diferencia de otras empresas que pueden darse el lujo de resolver situaciones o necesidades al momento en que se presentan, una franquicia debe ser preventiva e incluso predictiva sobre las necesidades que puede llegar a tener tanto a nivel interno o respecto de sus franquiciatarios, ya que deber cuidar el éxito de éstos. Es así que en una empresa franquiciante, más allá de su tamaño y estructura, debe tener claras ciertas funciones y a los responsables de las mismas, que incluso pueden ser tercerizadas ya sea por una cuestión de costos o de capacidades, bajo el entendido de que aquel tema que no atienda, se puede volver en su contra, pero siempre buscando estructuras esbeltas y eficientes, que no mermen la utilidad del negocio. Usualmente a menor tamaño de empresa se crean equipos multifuncionales, mientras que a mayor tamaño, vamos a encontrar mayor especialización. ESTRUCTURA CORPORATIVA Y ORGANIZACIONAL DE UN FRANQUICIANTE Lo anterior no implica que una empresa franquiciante deba tener un director por cada uno de estos temas, son funciones o actividades que se deben atender buscando optimizar los recursos disponibles (internos y externos), sin menoscabo de brindar un buen servicio y atención tanto a sus franquiciatarios, como proveedores y, por su puesto, al cliente final, siendo todos en conjunto parte del éxito del modelo. De hecho, por ejemplo, el tema de innovación, visto como Innovación Evolutiva o Procesos de Mejora, debe estar presente en todas las áreas de la organización ¿Cómo mejoro lo que ya hago bien? Y visto como Innovación Disruptiva o Destrucción Creativa, debería ser parte de la filosofía de la empresa ¿cómo puedo resolver una necesidad interna u ofrecer una solución hacia fuera con un satisfactor completamente distinto? Al diseñar nuestra estrategia de Estructura Corporativa y Organización Funcional, debemos tener claro el qué queremos, pero sobre todo, qué quiere el mercado, cuáles son nuestras ventajas competitivas, nuestra oferta de valor y nuestros principales atractivos y diferenciadores, eso que es la esencia de nuestro negocio y que no podemos perder o sacrificar.

enrique-alcazar

“Reglas claras, formalidad y una comunicación asertiva, oportuna y honesta, la base para una relación sana, perdurable y satisfactoria”

*ENRIQUE U. ALCÁZAR PRESIDENTE GRUPO ALCÁZAR & COMPAÑÍA – NETBA

www.alcazar.com.mx

@EnriqueAlcazar

enrique@alcazar.com.mx