Franquicias, modelo ideal para la superación femenina

El 30% de las franquicias en México son adquiridas por mujeres, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Franquicias, por lo que representan una buena opción para emprender un negocio

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indicó que la tasa de desocupación en México durante 2012 se ubicó en 4.79% y existen 2.8 millones de personas que no encuentran empleo, la mayoría mujeres, debido a que las plazas laborales están, en su mayoría, destinadas a los varones.

Sin embargo, los micronegocios, que representan 40% de los empleos en el país, sin considerar a las pequeñas y medianas empresas (Pymes), están dirigidos por mujeres.

Un dato contundente es que en México, 30%  de las personas que han adquirido franquicias son mujeres, debido a que de acuerdo con la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) este modelo de negocios les ofrece superación económica, empresarial y personal.

La AMF informa que en el país las mujeres tienen un mayor reconocimiento respecto de su liderazgo en los negocios y su impacto en el desarrollo, y refirió que según la Secretaría de Economía las empresarias son el pilar de la economía y el motor en la transformación del país.

Tan sólo el papel que juega el género femenino en el país tiene diversos motivos para emprender un negocio, como la búsqueda de una independencia laboral, desarrollo profesional y la necesidad de aumentar los ingresos familiares, lo que se traduce en su autonomía financiera y un impulso a la economía nacional.

José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Finanzas del Tecnológico de Monterrey, revela que el esquema de franquicias es uno de los modelos de negocios más comerciales y con mayor desarrollo en el mundo “por lo que representan una buena opción para emprender un negocio”

Para Ernst & Young México, la situación no están fácil, según sus cálculos, en México dos de cada 10 proyectos emprendedores logran llegar a su quinto año de operación de un modo desgastado, con problemas financieros y poca infraestructura. Uno de los problemas principales a los que se enfrentan es el acceso limitado a capital fresco.

En un estudio, detalla que en la presente administración el gobierno federal está muy activo en impulsar la turbina del autoempleo mediante proyectos emprendedores a través del Instituto Nacional del Emprendedor dependiente de la Secretaría de Economía, pues sabe que el éxito en ese nicho empresarial está el desarrollo sostenible de la economía.

“Y es que de cada 100 proyectos empresariales que emprenden en México, solo 35 logran sobrevivir al cabo de dos años de acuerdo con las estadísticas oficiales debido a que prácticamente no cuentan con base tecnológica, infraestructura o planeación, tanto en su creación como en su desarrollo”.

Detalla que en “México las condiciones actuales de financiamiento son muy limitadas para las Pymes. Sólo el 21% de estos tiene acceso a financiamiento. Un 55% está financiado por sus proveedores y el 38% utiliza líneas de crédito personales”.

El vicepresidente nacional de la Asociación Mexicana de Franquicias, Eduardo Mussali, discrepó de la versión de la consultora Ernest & Young, al recordar que en el país la primera franquicia que se abrió fue en 1985 y desde entonces ha registrado un crecimiento sólido, por lo que hoy en día suman 1,300 marcas que tienen este modelo de negocios, cifra que coloca a México en el quinto lugar en el mundo.

El ejecutivo agregó que la inversión en este tipo de negocios “representa un menor riesgo debido a que por lo general son marcas ya posicionadas en el mercado y contrario a lo que se piensa no es necesario contar con un gran capital, ya que existen franquicias que requieren una inversión que va desde los 100 mil pesos”.

Existe también el mito de que la mayoría de las franquicias pertenecen al giro de alimentos y bebidas, lo cual es falso, pues éste representa sólo el 31% de la gran oferta de opciones que existe en nuestro país, tales como belleza –que es uno de los giros que actualmente se encuentra en auge–, servicios especializados, educación y capacitación, decoración, turismo, tecnología y comunicaciones, niños, entre otras, para llegar a un total de 90 giros diferentes.

Dentro del sector existen numerosas historias de éxito sobre todo de franquiciatarias como amas de casa que desean ser productivas con algo que sea de su completo gusto; madres solteras, que necesitan administrar mejor su tiempo; jubiladas que desean seguir activas y reinvertir el dinero de su retiro o aquella que tiene un empleo bien remunerado, pero alma de empresaria. Muchas, como ellas, han logrado salir adelante y convertirse en fructíferas empresarias bajo el modelo de franquicias.

Mundo Ejecutivo

Abril de 2013

ENGGE CHAVARRÍA HERNÁNDEZ

Leave a Comment