¿Qué tan fácil es hacer negocios en México?

Es bien sabido que los inversionistas productivos y los emprendedores son una parte esencial en el desarrollo económico del país; son éstos los que generan empleos, pagan impuestos, generan valor y mantienen el ritmo de la economía. En las últimas administraciones, el gobierno ha estado consciente de la importancia de éstos y, consecuentemente, de la importancia de mantener el sano ambiente de negocios en el país.

Durante las administraciones de los presidentes Fox y Calderón, se hicieron importantes avances en relación a recursos, como fue el programa México

Emprende y el Fondo PYME, más aparte se digitalizaron muchos de los trámites necesarios para abrir una empresa. El sexenio del actual presidente

Peña Nieto no parece que vaya a ser diferente, tomando en cuenta el surgimiento del Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM). Sin embargo surge la pregunta básica, ¿qué tan fácil es hacer un negocio en el país? ¿El interés del gobierno se ha visto materializado en resultados? ¿Hemos avanzado o retrocedido en la facilidad para hacer negocios?

Para responder esta pregunta de forma correcta se debería tomar en cuenta varios factores; financieros, gubernamentales, legales, etc. lo que complicaría la respuesta, sin embargo existe un índice que elabora el Banco Mundial, específicamente el International Finance Corporation, en el cual se incorporan todas los procedimientos que a su discreción son esenciales para determinar la facilidad para hacer negocios en el país.

Estos procedimientos son:
Empezar un negocio nuevo *
Manejo de permisos de construcción *
Obtener electricidad *
Registro de propiedad *
Obtener crédito *
Protección a inversionistas *
Pago de impuestos *
Comercio trasfronterizo *
Cumplimiento de contratos *
Solución de insolvencias *

Para determinar la facilidad o dificultad para realizar cada uno de éstos procedimientos, se integran también el número de trámites, el tiempo promedio de solución, sus costos, así como también otros índices que miden aspectos legales principalmente.

En particular, los avances del 2012 al 2013 del país en relación al ranking (que comprende 185 países) de cada uno de los procedimientos son los siguientes:

Empezar un negocio nuevo *
Pasa del lugar 74 al 36
Manejo de permisos de construcción
Del 39 al 36

RANKING

GENERAL

Del 53 al 48
Obtener electricidad *
Del 152 al 130
Registro de propiedad *
Se mantiene en el lugar 141
Obtener crédito *
Del 38 al 40
Protección a inversionistas *
Del 46 al 49
Pago de impuestos *
Del 104 al 107
Comercio trasfronterizo *
Del 63 al 61
Cumplimiento de contratos *
Del 78 al 73
Solución de insolvencias *
Se mantiene en el lugar 26

En primer lugar cabe resaltar que el aumento en el ranking general puede atribuirse en gran medida a mejoras en el procedimiento para abrir una nueva empresa y obtener electricidad. En relación a estos dos ámbitos, lo que produjo su mejoría es el hecho de que ya no es necesario un capital mínimo para constituir una sociedad y una disminución en el costo de los trámites necesarios. Por el lado de la obtención de electricidad, lo que explica la mejor posición en el ranking es una disminución en el costo del trámite, el número de procedimientos y el tiempo de respuesta.

Tomando en cuenta esto, podemos afirmar la clara y firme intención del gobierno para generar un ambiente de negocios sano. Si bien es cierto que aún existen grandes trabas para hacer negocios, por ejemplo, el pagar impuestos sigue siendo complicado, el crédito se ha mantenido caro y el registro de propiedad (léase la propiedad intelectual principalmente) sigue siendo caro y tardado; se puede decir que estamos en el camino correcto.

En conclusión, cada vez se van haciendo menos las excusas y pretextos para no emprender. El país necesita inversión del sector privado para poder prosperar, si bien es cierto que la economía se encuentra en una ligera recesión lo que ha comprimido el mercado interno, esto puede palearse con un correcto plan de negocios, servicios de consultoría y medidas contingentes, por lo tanto da ese primer paso y arriésgate, invierte, emprende.

Alfonso Delgado
Consultor

1 Response to "¿Qué tan fácil es hacer negocios en México?"

Leave a Comment