INVERTIR CON LA CAMISETA PUESTA

El entorno geopolítico que, con una simple mirada a cualquier periódico, se ve adverso y desfavorecedor es, sin duda, un gran escenario de oportunidades para los que pueden y quieren invertir. Es bien sabido que los entornos de crisis abren un sin fin de oportunidades a los emprendedores; es decir, a quienes saben aprovecharlas y las toman con cautela, con ese toque de riesgo bien cuidado y sin miedo a pedir ayuda. Hoy en día las redes sociales, los medios de comunicación y la desinformación forman el conjunto perfecto para sembrar incertidumbre, pánico y hasta acciones que van en contra de nosotros y de nuestro país. Un ejemplo que seguramente todos hemos vivido son los mensajes y cadenas constantes que buscan cerrar filas y unificarse en contra del país vecino, alentándonos a invertir solamente en productos nacionales bajo la consigna de que ésta será la única forma de demostrar que somos un país unido y, por lo tanto, nuestra economía crecerá y viviremos felices para siempre ¡vaya sueño utópico!
Entiendo que el panorama es gris pero, si vemos un poco más allá, descubriremos que un país que se repliega y busca tener una economía cerrada e ir en contra de la globalización si bien no está condenado a morir al instante, muy seguramente será la crónica de una muerta anunciada a un proceso de vida difícil.
La economía necesita de nosotros, de todo aquel dispuesto a dar ese paso y apostar por nuestro país sabiendo que crear un negocio, ya sea mexicano o con raíces extranjeras, impulsará a todos los involucrados ya sea directa o indirectamente.
Un ejemplo claro son las franquicias. En México el 85% de las marcas que ofrecen su negocio bajo este esquema son totalmente mexicanas y el resto, aunque son extranjeras, aportan de igual manera su granito de arena a nuestra economía. Las franquicias son una manera de atraer inversión la cual, a su vez, generará los empleos necesarios para un creciente número de mexicanos.
Recientemente, un inversionista me cuestionó acerca de nuestro portafolio de marcas preocupado por el origen de los insumos, mano de obra y proveedores empleados ya que no estaba dispuesto a invertir en una marca extranjera. Es entendible su preocupación; sin embargo, todas las marcas, tanto mexicanas como extranjeras, siempre buscarán los mejores precios en todos los aspectos consumiendo insumos que reduzcan sus costos y que sean fáciles de conseguir en el país a desarrollar.
Casos notables como Pizza Hut, Starbucks y KFC, entre otros, operan a lo largo y ancho del territorio nacional dando oportunidades que, concatenadas, van generando una serie de empleos desde el consumo de materia prima hasta la operación y manejo de sus sucursales. La interdependencia entre las naciones no es una opción y las economías se necesitan mutuamente para seguir viviendo aunque una sea excepcionalmente fuerte frente a la otra.
Pongámonos la camiseta, México es un país de oportunidades, quitémonos de mitos e información errónea, preguntemos a medios confiables y siempre verifiquemos la fuente. Las franquicias, sin importar su origen, son una gran oportunidad de negocio y una fuente de empleos en donde siempre imperará la filosofía de ganar – ganar.

Blanca Hernández

Franchise Broker

Tags: , , ,

Leave a Comment